English Spanish

Error message

User warning: The following module is missing from the file system: file_entity. For information about how to fix this, see the documentation page. in _drupal_trigger_error_with_delayed_logging() (line 1143 of /home/normisur/public_html/includes/bootstrap.inc).

El Liderazgo Femenino en el Siglo XXI: Parte 2 – Enero 2015/Ganando Confianza y Credibilidad con Coaching Integral

En mi blog anterior expliqué el tipo de iniciativas estratégicas que pueden implementar las empresas si desean eliminar las barreras visibles e invisibles que impiden el avance de las mujeres en el ambiente de trabajo. Estas iniciativas pueden ser políticas, prácticas y capacitaciones que facilitan cambios en la mentalidad de los gerentes. En este blog, discutiré el tema identificado por Sheryl Sandberg en su libro “Lean In” sobre como las mujeres bloquean su propio avance debido a las creencias limitantes que tienen sobre su propia capacidad. También mostraré como el coaching integral puede ayudar a las mujeres a desarrollar estilos de liderazgo efectivos. En los últimos 20 años, después de trabajar formal e informalmente como coach con decenas de mujeres, descubrí lo mismo que Sandberg. Hay mujeres que exhiben estilos de liderazgo que se transforman en obstáculos para su éxito profesional. En mi práctica de coaching pude identificar tres de estos estilos de liderazgo femenino que no son muy efectivos. En el resto del blog, describiré los tres estilos de liderazgo femenino, los temas claves asociados a cada estilo y como el coaching integral puede ayudar a la mujer a cambiar su forma de liderar.

El coaching integral es una metodología de coaching que facilita el desarrollo humano y toma en consideración todas las dimensiones de la persona. Este tipo de coaching ayuda al cliente a identificar sus áreas ciegas, y a examinar las posibilidades nuevas que surgen, sus relaciones con los demás y el entorno que le rodea. Para que exista un cambio en el cliente, la persona debe transformarse en observador de su propia experiencia para después cambiar los comportamientos que son parte de su rutina.      

Estilo de Liderazgo 1: “No Encuentro Mi Voz”

Esta mujer siempre es la última en dar sus ideas; titubea cuando habla y no da su opinión con seguridad.  Otras personas dicen que es muy pasiva, no es asertiva y no sabe mucho de lo que habla.  

El tema clave en este caso tiene que ver con el sexismo. En muchas sociedades alrededor del mundo, ha existido el mito que las mujeres son menos que los hombres y no son tan poderosas. Muchas mujeres han internalizado esta creencia y se han transformado en víctimas. La voz crítica interior del superego que todos tenemos ataca a la mujer constantemente con mensajes negativos sobre si misma.

Coaching integral

  1. Esta persona necesita examinar sus propias creencias de sentirse inferior y menos que otros. ¿Por donde comenzar?  En primer lugar puede observar su voz crítica para después desarrollar la capacidad de identificar y neutralizar los mensajes negativos.
  2. Ella también debe aprender a cuidarse a si misma y ponerse como número uno en vez de estar siempre cuidando a los demás; no en forma egoísta sino para asegurar que su voz sea más poderosa.

Estilo de Liderazgo 2: “La Manguera Que Gotea”

Esta mujer no está centrada en sus acciones sino que salta de una cosa a la otra. Imaginemos la diferencia entre una manguera con una cánula y una manguera con una regadera; las dos usan la misma cantidad de agua, pero la fuerza con la que sale el agua es diferente. En la manguera con cánula el agua sale con una gran fuerza; mientras que en la manguera con regadera el agua sale sin fuerza y se diluye.  

El tema clave  en este caso es que la mujer no tiene la capacidad de construir estructuras internas y externas que la ayuden a enfocar su mente y su cuerpo. Cuando surge una crisis, ella pierde el balance. Esta mujer tiene miedo al compromiso, no quiere perderse nada y a veces no puede decir que no.

Coaching Integral

  1. Esta mujer necesita aprender a centrarse en su cuerpo, así su energía se estabiliza. ¿Por donde comenzar?  Una forma de centrarse es creando apoyos externos, por ejemplo usando dos despertadores con alarma, preparando la ropa del trabajo la noche anterior, colocando un calendario gigante en la oficina, marcando las tareas tres días antes de entregarlas, etc. Otra forma de centrarse es a través de las relaciones personales. Esta mujer saca fuerza del equipo para crear estructuras internas; sobre todo cuando se siente apoyada.  
  2. Ella también necesita priorizar las tareas que surgen y comprometerse a cumplir con una tarea a  la vez.  

Estilo de Liderazgo 3: “La Amazona Que Corta Cabezas”  

Esta mujer va a trabajar con una espada en la mano y corta cabezas a medida que va avanzando. Ella no ve la importancia de crear relaciones con los demás, y piensa que su conocimiento técnico y su inteligencia son superiores al resto de la gente.

El tema clave en este caso es que la mujer no tiene una relación consigo misma y tampoco con los demás. Ella piensa que es el centro del universo y no necesita a nadie.  

Coaching Integral

  1. Esta mujer necesita aprender la importancia de tener relaciones de confianza con los demás. ¿Por donde comenzar? Una forma de hacer cambios es involucrándose en trabajos voluntarios con personas muy necesitadas; así la mujer comienza a interesarse por la gente y crea relaciones interpersonales.
  2. Ella también tiene que aprender a salirse del centro del universo. Esto lo puede lograr si  escucha más en las reuniones y habla menos.

El liderazgo efectivo está basado en la confianza y la credibilidad que la mujer logra sin importar el estilo con el que comienza. A través de mi trabajo como consultora, coach y experta con más de 20 años de experiencia en el ambiente corporativo, he descubierto que la relación de confianza que se establece en las sesiones de coaching ayuda a que las mujeres enfrenten sus retos personales, hagan cambios en su estilo de liderazgo y abran nuevas oportunidades de futuro.